top of page
  • Foto del escritorImperitura

Las señales del universo

Actualizado: 27 sept 2021

Muchas veces en mi vida he sentido el desespero de no saber qué es lo que estoy haciendo realmente. Pero al final, el universo me deja como en el cuento de Hansel y Grethel unas migajas para encontrar mi camino. A estas yo las llamo “Las señales del universo”.

Que a lo mejor son coincidencias, sí; o tal vez son causalidades, sí; o que a lo mejor son producto de mi imaginación, pues tal vez (aunque realmente no lo creo ja, ja, ja); no tengo una forma científica de demostrarlas, pero sé que están ahí porque las he vivido en carne propia, me guste o no. Siempre terminan siendo lo que necesito aunque no necesariamente lo que quiero.

A veces pueden expresarse de forma sutil, como una frase en una canción o un póster en la calle con la respuesta a una pregunta puntal. Y otras veces pueden ser determinantes como una aparente coincidencia que se repite constantemente, que nos ayuda a mirar algo que debe ser observado con detenimiento. Son momentos mágicos, circunstancias o personas que llegan en el momento que se necesitan. Como pequeñas luces que nos trazan una parte del camino aunque de inmediato no sean entendidas.

Muchas veces nos rehusamos a verlas; otras veces las vemos cuando no existen realmente. Esa es nuestra terquedad ante ellas. Pueden estar en frente y no podemos verlas, porque no estamos listos, pero las señales están ahí esperando por nuestra atención. También creemos verlas para convencernos de una realidad que solo existe en nuestra mente.


Entiendo que no es fácil reconocerlas; no se trata de que todo lo que vemos es una señal, ni de vivir obsesionados con encontrarlas en cada cosa y detalle. Tampoco se trata de esperar a que el universo nos resuelva todo solo porque existen; el trabajo del alma debe ser realizado, y cada uno es dueño de su vida y de sus decisiones.

Las señales del universo suelen ser inusuales, y no podemos verlas dónde no están; debe ser algo que llame tu atención o te sorprenda, y te obligue a replantearte algo importante. Aunque sean sutiles o no, la forma más práctica de entenderlas es que responden a una pregunta personal, dan una información directa que es necesaria, o es un acontecimiento que nos cambia el camino, y nos pone en la vía hacia dónde debemos estar. No necesariamente son lo que nos gustaría, pero sí responden a lo que vinimos a realizar en este plano, nos ayudan a corregir el camino cuando estamos donde no es y nos ponen en nuestro lugar.


El secreto para descifrarlas es desarrollar la observación atenta para conectar con nuestra más profunda intuición. Una información que llega sin buscarla, pero tiene que ver con lo que estás pensando. Una persona con la que no hablas hace tiempo y al pensar en ella, aparece. Una situación que se repite varias veces en un corto tiempo. Una propuesta inesperada que cambia la vida. Una relación que se termina. El fracaso de un proyecto. Son tantas como se nos puedan ocurrir y por eso nuestra intuición es nuestra aliada a la hora de entenderlas.

Las señales del universo son una comprobación de que vamos en el camino correcto o un llamado de atención con una invitación al cambio sobre algún aspecto de la vida. Si las sabes escuchar, la guía divina del universo te ayudará a abrir paso a nuevas experiencias que son necesarias para tu paso en este plano. Sigue el rastro de galletas para encontrar tu camino.


Y por ellas estoy aquí. Exponiendo en este espacio un pedazo de mí y haciendo lo que siempre amé. Siempre estuvieron ahí y aunque por mucho tiempo no las vi, hoy las veo como un aviso de neón que simplemente me obliga a confiar que este es el camino correcto.


Imperitura.



Algunos derechos reservados.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page