top of page
  • Foto del escritorImperitura

Hide and seek

Actualizado: 18 oct 2022

Llevo pensando unos días como estar escondida ha sido la solución de a muchos de mis miedos, una evasión constante de mi verdadero yo. A veces se siente de valientes ser uno mismo, sin tomar en cuenta lo que las demás personas suponen sobre mí, superando mis propios límites y dejando de aferrarme a lo conocido.


El mundo de lo desconocido se me hace brutamente salvaje, me llena de incertidumbre y de temores, que al final se traducen en mi ansiedad, muchas veces constante. ¿Cómo resetear mi cerebro para no temer a lo incierto? Digo querer comerme al mundo, pero algunas de mis respuestas siguen siendo impulsivas, sin ningún tipo de consciencia, y más pegadas a ese instinto de supervivencia, del que estoy un poco más al tanto, que sin embargo, aún me domina.


Pienso mucho en el hecho de que he avanzado en el proceso de estar y ser en el presente, y me siento tranquila con eso. Pero el esfuerzo todavía no da los resultados que yo espero. Sigo siendo una controladora, aterrada por el futuro, en modo de emergencia, en donde casi todo se siente como un ataque, sin siquiera serlo. Mi cerebro reptil me controla más de lo que yo lo hago a él, y con franqueza en algunos momentos no me siento dueña de mí, ni de mi vida.


No tomar riesgos, se traduce en no fallar; no hacer equivale a no fracasar; dejar que los demás decidan por mí, significa que no soy responsable. Evadir siempre ha sido más fácil que mirar de frente y asumir lo que venga, como venga. Y con sinceridad, estoy llegando a un punto donde quiero decidir, tomar riesgos, fracasar en algo, fallar, asumir lo que sea, y en especial, deseo ser responsable de mí, para así sentirme la única dueña de mi vida.


La facilidad de no ser la encargada consciente, no me deja hacer lo que me nace, y me siento atada a paradigmas que no son propios, pero están enterrados en el fondo de mi subconsciente, manejando a través de hilos invisibles las decisiones y mis acciones. No es lo que quiero llamar vida, y no me estoy permitiendo vivir a plenitud. Sé que esos mismos hilos son los que me han ayudado a sobrevivir a las situaciones complejas de mi vida, pero al tiempo, me obligan a sentirme en estado constante de alerta y ya no pretendo estar así. Quiero retomar el control de los hilos, solo que aún no sé cómo.

Creo que ya estoy lista para dejar de esconderme, y permitir que me dé la luz, la tierra, el aire, el agua y el fuego; ya que por mucho tiempo he vivido en la oscuridad. Estoy determinada a que voy a dejar de estar en el pasado para transitar únicamente por el presente, y a no permitir que los pensamientos ansiosos se apoderen de mi mente.


Y que venga lo que venga, al final vivir en miedo, no me ha dado más de lo que quiero, de lo que sueño y más de lo que anhelo. Solo cuando he sido capaz de superar mis límites, he encontrado pedazos olvidados o no reconocidos de mí, para darme cuenta de que siempre he sido capaz, y que nada me queda realmente grande.


La vida no será fácil, y tendrá sus ires y venires, sin duda alguna. Eso sí, es más divertido hacer, que ver pasar.

Imperitura.




Algunos derechos reservados

Entradas Recientes

Ver todo

Ukelele

Comentarios


bottom of page