top of page
  • Foto del escritorImperitura

Mi amigo el vampiro

Actualizado: 3 oct 2021

Tengo un amigo que conozco prácticamente de toda mi vida; es una amistad de muchos años y es alguien a quien quiero mucho, sin embargo es una persona muy negativa. Él tiene el poder de drenar mi energía con una sola conversación y me deja sin ganas de saber de su vida durante meses porque constantemente se queja y habla de lo mal que siempre lo pasa. Aunque soy consciente de que es una buena persona, entre más comparto con él, más pierdo las ganas de verle y de permitir que me hable, porque siento que roba mi energía y se alimenta de mí. Por todo esto, he llegado a la conclusión que “C” es un vampiro.


No es una sanguijuela inmortal que toma sangre y sale de noche; es un humano que roba mi energía, al punto de dejarme saturada, con dolor de cabeza y con mal genio. No sé si él lo haga de forma consciente o inconsciente; su crítica constante a los demás, su negatividad, sus ganas de venganza y su victimismo, eso sí, sin una pizca de autocrítica hacen de él una persona bastante irritante.


El problema que tengo con su actitud es que no se ha hecho responsable de su vida y todavía culpa a los demás por sus carencias. Cuando paso tiempo con “C”, me tira su mierda para que yo la limpie, le refuerce la idea de que es una víctima y que todo está en su contra. No lo ha conseguido y no lo va a lograr, porque no me agradan las personas que se quejan y tampoco las vengativas, sin ver lo bueno que tienen así por instantes parezca poco.


No puedo decir que yo no he sido un vampiro, no he sabido reaccionar en algunas situaciones adversas; soy una persona que ha pasado por momentos malos, como todos, y me he sentido inconforme con mi vida, incluso he tenido depresión. Pero con el tiempo he aprendido a ser agradecida por lo bueno y por lo malo que me ha pasado porque ha sido el camino para llagar a donde estoy, a quien soy y en quien me he convertido. Me siento orgullosa del esfuerzo hecho por sanar mis heridas emocionales, por recobrar mi relación conmigo y por aprender a sobrellevar mis problemas de la mejor forma. Intento no ir por el mundo lanzando mi mierda interior, porque he decidido tratar de transmutarla y aprender lo que pueda de esta energía que por momentos parece tan densa.


Puedo sonar como una mujer sin empatía, lejos de ser toda comprensión y amor, pero con honestidad, ya me convencí de que no soy la persona idónea para ayudarlo; no tengo las herramientas para que él se sienta mejor y no me quiero sentir agotada lidiando con algo que no es mi responsabilidad. Teniendo en cuenta lo anterior, lo mejor que puedo hacer por él y por nuestra amistad es recomendarle que vaya a terapia, donde una persona calificada y preparada para saberlo ayudar correctamente.


Un vampiro energético es a menudo alguien con muchos asuntos emocionales, baja autoestima, envidia y miedos. Con la ayuda correcta puede desarrollar las habilidades adecuadas para iniciar su proceso de autosanación.


Solo somos responsables de nosotros mismos y no estamos obligados a hacernos cargo de la salud mental de los demás. No nos juzguemos si no nos sentimos capaces de ser el apoyo adecuado para la familia y amigos; la mejor manera de ayudarlos es invitándolos a que tomen la ayuda de las personas que son idóneas para ello. Esto puede salvar sus vidas.


Imperitura.


Foto de cottonbro en Pexels


Algunos derechos reservados.

Entradas Recientes

Ver todo

Ukelele

留言


bottom of page