top of page
  • Foto del escritorImperitura

Toda bruja necesita de un aquelarre

Actualizado: 30 ago 2021

A mí la palabra bruja no me molesta ni me ofende en lo absoluto, aunque en un momento de mi vida la recibí de alguien lleno de dolor y rabia que quería hacerme sentir menos y maltratarme. Esa historia algún día la contaré, pero hoy no, porque es momento de hablar de algo muy grande e importante para la vida de cualquier bruja/maga desde el inicio de los tiempos: El Aquelarre.


Era una reunión de magas y brujas que practicaban las artes mágicas. Muchos han dicho que eran nocturnas y que eran para adorar energías oscuras, “para hacerle morcillitas al diablo” como decía “EJ” mi abuela paterna. No estoy de acuerdo con esta afirmación porque lo que hace al grande a cada aquelarre son las personas y no los actos de magia que realizan. La fuerza energética de la congregación de unas cuantas magas unidas es demasiado poderosa y no se necesitan de ritos para lograr que todo sea posible. El apoyo de un grupo de amigas es más fuerte que cualquier hechizo existente. Y toda maga necesita de uno porque las mujeres somos más fuertes cuando estamos juntas. En un aquelarre de magas modernas se curan las penas, se sanan las heridas, se elevan plegarias y se centran esfuerzos en una sola intención. Lo que quiere una, se vuelve algo de todas. Se cumple con la perfecta frase de Alejandro Dumas, que adaptaré a “una para todas y todas para una”.


Y por supuesto yo soy muy afortunada al tener un aquelarre de 4 magas maravillosas (incluida yo) que me acompañan en este retorno a casa. No hay mejor apoyo si una está triste, o si hay que hablar de un chisme de suma importancia; no hay consejo más sincero y regaño con más amor que el de mi aquelarre “Las MMs”.


No imagino la vida sin ellas, sin mis “MMs”; sin sus burlas entre todas, sin sus consejos, sin su alcahuetería cuando es necesaria, sin sus palabras lindas cuando son necesarias, sin su apoyo y sin su presencia en mi vida. Me conocen como nadie, me han visto en mis peores momentos y todavía me quieren; eso es mucho decir. Me han dado el soporte cuando más miedo he tenido; cuando más he abrazado mi oscuridad no me han dejado sola, y han sido la luz en mi vida.


Más que amigas, son las hermanas que el universo muy generosamente me regaló para transitar el camino compartiendo con 3 mujeres maravillosas que espero me acompañen hasta mi vejez. Sueño con que hagamos carreras de caminadores y nos reunamos a cantar karaoke desafinadas como siempre, acompañadas de un brebaje (que seguramente será un gin tonic), recordando todo el camino que hemos recorrido juntas.


Nos hacen falta muchos viajes que están pendientes, vivir en el mismo continente otra vez, bailar hasta el amanecer como lo hacíamos antes, e irnos de pícnic perdiendo la noción del tiempo. Cada día de mi vida las llevo en el corazón y agradezco profundamente su vida en la mía. Nos hemos acompañado en tantos momentos que la memoria tristemente me falla para recorrer cada recuerdo que tengo con ellas. Quisiera atesorar cada uno de ellos, para jamás olvidar todo lo que hemos vivido.


Mis “MMs” son fundamentales como el agua para mí, soy mejor por ustedes y en especial, soy feliz gracias a ustedes. Sueño con verlas cumplir sus sueños, volar alto, que siempre tengan la felicidad y todo lo que sé que merecen. Quiero que sepan que aunque a veces me escondo y me aíslo, y pareciera que la tierra me tragara, a la hora que sea, estoy ahí para ustedes. En mis madrugadas de insomnio con llamadas trasatlánticas, o en un meme, o en las velas que prendo. Están siempre conmigo porque están en mi corazón.


Espero que todas las mujeres, se consideren magas o no, encuentren su aquelarre para que entiendan el poder de nosotras cuando estamos juntas y unidas.


Mucho amor para ustedes y sus brujitas del alma.


Imperitura.



Entradas Recientes

Ver todo

Ukelele

Comments


bottom of page