top of page
  • Foto del escritorImperitura

Tarot desde mi cristal: El Sol

Cuando empecé "Tarot desde mi cristal" deseaba con emoción la llegada de esta entrada porque el Dios-Sol es, en definitiva, el mejor arcano que puede salirnos en una lectura. Todo bajo la luz de esta carta de se da, funciona en armonía y llega para iluminarnos de la mejor forma en cada uno de nuestros proyectos.


Toda la oscuridad de "La Luna" es disipada en su totalidad con la llegada de El Sol; representa el impulso que nos brinda la consciencia, la claridad de pensamiento. Desvanece los miedos, y las sombras dan lugar a las luces que nos muestran el panorama completo. Así como el amanecer, con El nuevo Sol, tenemos una oportunidad renovada, con energía, recibiendo el futuro con esperanza y fe.


Es un arcano que lucha contra la impotencia y la ignorancia, la desesperación y el fatalismo. Todo bajo su mirada se ve radiante, iluminado y completo. El panorama parece renovado, por lo que no hay oportunidad a las dudas. Al ser una carta enérgica, todo se dinamiza y se resuelve de la mejor manera.


El Sol nos regala confianza en nosotros mismos, optimismo, propósito y sentido, siendo una impulso natural a la información consciente, objetiva y neutral. Con él hay una claridad profunda sobre la finalidad de nuestro paso por este plano.


El Sol ilumina la consciencia con ideas positivas y encuentra el modo para que podamos concretar las metas y los objetivos.


Esta carta nos brinda una necesidad de expresar las emociones y los sentimientos, ya que nos sentimos positivos y bien con nosotros mismos. Todas las potencialidades que se ven, se hacen posibles, por el hecho de que nos encontramos en un momento de conexión con nuestra consciencia.


El sol es un arcano netamente positivo, que transmite éxito, felicidad, realización y alegría. Es posible la llegada de buenas noticias, o que lo que se encontraba quieto empiece a moverse a nuestro favor. Es el final feliz que todos esperamos ante una situación adversa. Su energía positiva nos llena el alma, indicado que la oscuridad debe ser cambiada por la luz, y todo lo que no nos transmita paz, será dejado atrás. Simboliza una fuerte tendencia a dominar los miedos, y a lograr alcanzar todo nuestro potencial.


El Sol es una carta tan dinámica que nos invita a vivir en el presente perfecto, a soltar el pasado y a no darle alimento a los pensamientos negativos. Es un momento para llenar nuestra mente y alma con ideas de crecimiento, prosperidad y progreso. Si se sustentan en el conocimiento, seguramente se podrán concretar de la mejor manera, llegando a los resultados ideales.


También marca el inicio de una etapa feliz, tranquila, en donde se ven cumplidas las expectativas. Nos podemos sentir audaces y con el ánimo de lograr lo que nos proponemos. Nada nos detiene, todo parece posible, encontrándonos con coincidencias felices, rodeados de buena suerte.


En su mayoría, las áreas que componen nuestra vida fluyen de la mejor manera, casi que sin obstáculos o inconvenientes. Es un momento de gozo y de disfrute, para recargarnos de energía favorable, sintiéndonos en agradecimiento y merecimiento.


La vida familiar y las relaciones en general se encuentran en armonía; así mismo todos los conflictos se resuelven de forma simple y sencilla, viviendo un momento social muy agradable. Hay un brillo especial en nuestra manera de vernos a nosotros mismos y a los demás, por lo que no hay cabida a la crítica que nos aleje del amor propio.


Es momento de divertirse y de disfrutar de la buena suerte que tenemos. Después del largo camino que ha recorrido "El Loco", en donde ha pasado por todos los estados del alma, ya tiene la consciencia de que es dueño de su existencia, y que con confianza en sí mismo es capaz de lograr cada cosa que se proponga. La vida se hizo para vivirla, por lo que ahora es momento de adentrarse en ella, sin miedos, al calor de la luz del sol.


Imperitura.

Foto de Bradley Hook de Pexels


Algunos derechos reservados.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page